A qué se llama café arábica

Ma regla número uno que, como amante del café, tienes que conocer es que no todo el café es igual ni está hecho para ser consumido de la misma manera. ¿Sabías que, para producir tu bebida favorita, se cultivan un gran número de especies de café? Entre ellas, sin duda, la más popular y conocida es la variedad de café arábica.

De forma similar a lo que ocurre con el vino, existen diferentes variedades que es preciso distinguir y apreciar. En este caso, nos centraremos en la arábica, ya que un 60 % de todo el café que se cultiva en el mundo pertenece a esta especie, un dato que muestra su enorme importancia. En este artículo abordaremos todo lo que necesitas conocer sobre la variedad de café arábica, como su origen o sus características más destacables. ¿Nos acompañas?

Descubriendo el café Arabica

Como su propio nombre indica, se trata del café que proviene de la planta del cafeto arábigo (Coffea arabica), originaria de Etiopía. Este país africano tiene el honor de ser considerado como la cuna del café. De hecho, aún hoy en día es una planta que crece de forma silvestre en su territorio.

En la actualidad, el cultivo de esta variedad de café se ha extendido por todo el mundo, especialmente en las regiones tropicales y zonas con bastante altitud, que es donde esta planta prospera de manera óptima. Brasil, América Latina o Indonesia son algunos de los lugares donde más se cultiva.

En este sentido, es importante destacar que los granos de café arábica son bastante delicados, por lo que necesitan determinadas condiciones para crecer de un modo adecuado. Sol, sombra, mucha humedad o un suelo rico en nutrientes son algunos de los requisitos indispensables. Así pues, unas temperaturas demasiado bajas, las plagas o una mala manipulación pueden dañar por completo una cosecha. Esta es una de las razones por las que este café se considera como un producto premium.

Pero ¿qué es lo que hace tan especial a esta variedad de café? Atento a estas características:

 

  • Su porcentaje de cafeína oscila entre el 0,8 y el 1,4 %, lo que la sitúa entre las variedades que menos cantidad tienen.
  • Contiene más aceites y casi el doble de azúcares naturales que el café robusta.
  • El grano de arábica es más bien pequeño, de tono verdoso y con una forma plana y ovalada. Otro aspecto curioso es que la raya que lo divide (fisura) es bastante irregular, parecida a la letra "S".
  • Podríamos definir el café arábica como aromático, afrutado, delicado, elegante, suave y con un excelente equilibrio entre sabor y cuerpo. Estas son las características que hacen que mucha gente escoja este café para beber en el día a día.




Por último, otro dato que has de tener en cuanta  es que, dentro de la variedad arábica, existen también diferentes tipos de café. Caturra, typica, villalobos, pacamara o kona son algunos de ellos, aunque hay muchos más.

¿Es la arábica la mejor variedad de café del mundo?

Llegados a este punto, solo queda preguntarnos si los beneficios del café arábica son suficientes como para catalogarlo como la mejor variedad de café del mundo. Lo cierto es que esta es una afirmación bastante subjetiva, pues los gustos y preferencias varían considerablemente de una persona a otra. Sin embargo, la arábica cuenta con los atributos suficientes para conquistar los paladares de consumidores y expertos.

Su agradable sabor y el bajo nivel de cafeína son los principales factores que hacen que la balanza se decante hacia la variedad arábica. De hecho, la mayoría de las cafeterías y tostadores artesanales invierten en estos granos de alta calidad. Aunque son más caros, vale la pena debido a los increíbles sabores que se pueden obtener en cada taza de café. Algo que, por supuesto, tanto los profesionales del sector como los amantes de esta bebida valoran muchísimo.

No podemos dejar de hablar en este apartado de su rival directo, el café robusta, la variedad más extendida después del café arábica. A diferencia de este, resulta más económico, posee mayor cantidad de cafeína, sus granos son más circulares y amarillentos y, por último, su sabor es más amargo, lo cual no siempre es del gusto de todo el mundo.

Por supuesto, no debemos desdeñar el café robusta y su lugar dentro de la industria cafetera. No obstante, nada se puede comparar con los sabores naturales y la excelente calidad que brindan los granos de café 100 % arábica.

¿Y tú, qué variedad prefieres? Después de leer este artículo y haber aprendido un poquito más sobre esta bebida, es muy probable que te hayan entrado ganas de degustar el café arábica. Te invitamos a que te prepares una buena taza y descubras otros interesantes artículos que tienes disponibles en nuestro blog. ¡No te los pierdas

Productos relacionados

Mas Lecturas