Breve historia del café en España

May 31 , 2022

0 Comentarios

Ciano Cafe

Breve historia del café en España

No es ningún secreto que el café en España goza de una gran popularidad. A pesar de no ser originario de aquí, ha conseguido conquistar los paladares de gran parte de la población actual. De hecho, se estima que el 63 % de los mayores de 15 años, unos 22 millones de personas, toman, al menos, una taza al día. Asimismo, en el ranking global nos situamos en el puesto 19 gracias a los 4,5 kilos que cada persona consume de forma anual de media.


¿Cómo se convirtió en la bebida reconocida, habitual y de consumo social que todos conocemos? Para contestar a esta pregunta, te invitamos a leer el resto del artículo. En las siguientes líneas te descubriremos la apasionante historia del café en nuestro país.

El origen del café en España

¿Alguna vez te has preguntado cuál fue el primer café de España? Debemos remontarnos hasta el siglo XVIII para ello. El café, como producto originario de África, comenzó su expansión gracias a los árabes, los cuales adaptaron su cultivo e iniciaron su comercialización.

En el XVII, el café llegó a Europa, pero en nuestro país todavía tuvimos que esperar un siglo más para poder disfrutar de esta deliciosa bebida. Y todo esto, gracias a la influencia de los italianos, que fueron los que, tras la Guerra de Sucesión, acompañaron a los Borbones.

Ya en 1764 se abrió la Fonda de San Sebastián en la calle Atocha, el establecimiento que se convertiría en el primer café de Madrid. A partir de ahí, proliferaron este tipo de locales en la capital y en otras ciudades del país. Cádiz, en concreto, se erigió en esa época como la capital española del café. Para 1802, se contaban hasta 23 locales destinados a esta bebida, puntos de encuentro donde el café servía de hilo para el debate político de los que allí se reunían.

Seguro que en estos momentos te estarás preguntando si el café se tomaba igual que lo hacemos hoy en día. Bueno, debes saber que la cosa ha cambiado bastante. En primer lugar, hay que señalar que, por aquel entonces, el puesto de bebida más popular del país lo tenía el chocolate caliente. El café no estaba tan extendido. Habría que esperar hasta finales del XIX para que la cosa empezara a cambiar.

En cuanto al método de preparación, nuestra amiga, la cafetera italiana, no irrumpió en España hasta mediados del siglo XX y el uso de las cafeteras espresso, por su parte, no popularizó hasta después de la Segunda Guerra Mundial.

Por lo tanto, para preparar un café lo que se hacía era usar una olla. Es lo que se conoce como «café de puchero» o «café de pote», ¿te suena? Se hervía el agua en la olla, se añadía el café molido y, después, se colaba con la ayuda de una tela fina. Este era el método para conseguir tomar un café en la época de tus bisabuelos.

Grandes hitos de la historia del café en nuestro país


A partir de su irrupción en nuestro país, el café se ha convertido en un producto muy ligado a nuestra cultura y forma de entender la vida. A continuación, te contamos algunos de los hechos más importantes que ha protagonizado esta bebida:

 

  • El origen real del café en la península se remonta a los tiempos de los asentamientos árabes, los cuales bebían bunchun. El bunchun era muy similar al café que bebían los turcos de la época. Sin embargo, con la Reconquista, dicha costumbre se perdió, lo cual hizo que tuviéramos que esperar tantos siglos para poder volver a disfrutarla.
  • El clima, la altitud y el terreno de las colonias americanas favorecieron el crecimiento de esta planta. Tanto es así que, en el siglo XIX, el café que se consumía aquí provenía del otro lado del charco. Actualmente, estos cafés se posicionan como los mejores del mundo.
  • En los primeros años, los cafés de Madrid y Barcelona, además de servir café, albergaban las reuniones clandestinas de militantes liberales.
  • Hasta 1850, el café era una bebida exclusiva para hombres y no se permitía que las mujeres frecuentaran las cafeterías.
  • Fue un empresario español, José Gómez Tejedor, el que en 1901 patentó el torrefacto. Un proceso particular de tostado de granos de café, el cual alarga su conservación durante 6 meses.
  • En 2013, la por entonces alcaldesa de Madrid, Ana Botella, se hizo viral por su discurso en spanglish en el que aludía a esta bebida. Con "There is nothing quite like a relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor", pretendía conseguir la candidatura a los Juegos Olímpicos de 2020.


Ya ves que la historia de esta bebida es interesantísima y apasionante. Si quieres saber más sobre el café en España o cualquier otro tema relacionado, no te pierdas el resto de artículos de nuestro blog.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados